Haz tu pedido ahora
922 330 316

Listeria: un caso aislado

Listeria: un caso aislado

La listeria es una bacteria que se encuentra ampliamente distribuida en el ambiente, tierra y agua, heces, alimentos, animales y personas sanas. Crece de forma muy lenta, pero tiene la capacidad de hacerlo en temperaturas de refrigeración, lo que le da ventaja y puede multiplicarse. Sin embargo,  se destruye con los tratamientos térmicos y los procesos de cocinado que superen los 70 grados.

Pero frente a estos últimos brotes debemos recordar a los consumidores en general, y a nuestros clientes en particular, que todas las empresas del sector cárnico tenemos implantados sistemas de autocontrol basados en principios rigurosos y científicamente avalados, que incluyen análisis de los riesgos y el control de los puntos críticos del proceso de elaboración.

Por tanto hablamos de un caso aislado y bajo el control de las Autoridades Sanitarias Españolas. Un hecho puntual que afecta a una sola empresa, frente a un historial de seguridad y buen hacer del conjunto de empresas que conformamos el sector cárnico. Los consumidores no deben perder la confianza en el sistema de control de alimentos de la Unión Europea ni dejar de consumir productos cárnicos.

Conviene recordar que el consumidor es el último eslabón de la cadena alimentaria y que es bueno tener en cuenta siempre que:

  • Los alimentos refrigerados deben pasar el menor tiempo posible en temperaturas incorrectas (aconsejable entre 0 y 4 ºC).
  • Lavarse las manos antes de cocinar y antes de comer.
  • Cocinar los alimentos a las temperaturas correctas.
  • Lavar bien antes de cocinar o comer las legumbres y verduras.
  • Calentar bien los alimentos precocinados o sobras de alimentos.
  • Respetar las instrucciones de conservación y uso establecidas por el fabricante.
  • Separar los alimentos frescos y cocinados en el frigorífico.
  • Lavar bien los instrumentos antes de manipular alimentos crudos.
922 330 316 Haz tu pedido online

Garantía en productos alemanes
de alta calidad!